13.5.14

Estudio de la Naturaleza ( I )


"El Nido de Pájaros"
"El estudio de la Naturaleza es una materia a la que debemos acercarnos con gran reverencia, porque al lidiar con aves, animales, flores y todas las formas de vida natural, estamos tal vez, más cerca del Creador que con cualquier otra rama de la ciencia; porque el mundo natural es la expresión de la personalidad de Dios, de tal forma que está al alcance de todos nosotros para que sea de alguna manera comprendido. ¿Y no es el mundo natural una de las grandes pruebas de que existe un Dios?"
 
(Parents Review,  El Encanto del Estudio de la Naturaleza, por G. Dowton) 
 
 "Todo el tiempo, además, los niños están almacenando memorias de la una infancia feliz. De aquí a cincuenta años verán las sombras de las ramas formando patrones en el mantel blanco; el rayo de sol, la risa de los niños, el zumbido de las abejas, y la esencia de las flores están siendo embotelladas para refrescarlos algún día.
...la mayoría de nosotros, quienes vivimos en ciudades o en los suburbios, nos incluímos en la gran pregunta--¿Cuánto tiempo al aire libre debe tener un niño diariamente? ¿Y cómo es posible lograr esto para ellos?
'Me propuse', dice una madre juiciosa, 'enviar a mis niños afuera, mientras que el tiempo lo permita, por una hora en invierno, y dos horas al día en los meses de verano.' Eso está bien; pero no es suficiente. En primer lugar, no los envíes; si de alguna manera te es posible, sal con ellos...



 Déjenme repetirlo, me animo a sugerir no lo que sea práctico en cualquier casa, sino lo que me parece absolutamente mejor para los niños; y doy fe de que las madres hacen maravillas una vez que se convencen de que se exigen maravillas a ellas. Un viaje de veinte minutos en tren o en omnibús, y una canasta de almuerzo, harán posible un día de campo para la mayoría de los que habitan en la cuidad; y si se puede un día, ¿por qué no muchos, o incluso cada vez que el día lo permita?
 
 No Libros de Cuentos
Supongamos que una madre y sus niños llegan a un lugar abierto y fresco, donde parece ser siempre de tarde. En primer lugar, no es su trabajo entretener a los pequeños; no debe haber libros de cuentos, o historias; hablar lo menos posible, y si es así, con algo de propósito. ¿Quién piensa en entretener a los niños con un cuentito en un circo o en un teatro? ¿Y aquí no hay infinitamente más despliegue para que se deleiten? 


The River Cluny near Braemar , M.B.Foster

Poco a poco van viniendo a su madre, y mientras el ingenio está despierto y los ojos perspicaces, los envía en una expedición de exploradores--'¿Quién ve más y cuenta más acerca de aquella loma- o arroyo, seto- o matorral?'. Este es un ejercicio que gusta a los niños, y puede variarse infinitamente, llevado con un espíritu de juego, y aún con las exactitud y el cuidado de una lección.
 
Esto es un juego para los niños, pero la madre está haciendo un trabajo invaluable; ella está entrenando sus capacidades de observación y expresión, incrementando su vocabulario y su rango de ideas dándoles el nombre y el uso de determinado objeto en el momento justo cuando ellos preguntan ¿qué es? y ¿para qué es?
Y ella está entrenando a los niños en hábitos veraces, al hacerlos ser cuidadosos en ver el objeto y decirlo con exactitud, sin omisiones o exageración.  
 
Observación Discriminada
Gradualmente los niños aprenderán discriminadamente cada característica del paisaje que les es familiar; y piensa en ¡qué posesión tan encantadora para la edad avanzada, serán esas imágenes tan detalladas en el resplandor de la mente de un niño!
Para la mayoría de las personas, lo más triste de los recuerdos de la infancia, es que son borrosos, distorsionados, incompletos, no más placenteros al mirar que una taza rota o una prenda descosida; y la razón no es que estas escenas hayan sido olvidadas, sino que nunca han sido vistas en su totalidad.
Con el tiempo, no hay más que una impresión vaga de que tal y tal objetos estuvieron presentes, y naturalmente, después de un lapso de años, esas características raramente pueden ser recordadas porque el niño no fue competente cuando las vió ante él." Charlotte Mason

 
 
 Otros escritos que pueden interesarte con este tema en Charlotte Mason Help (por Lindafay):



 
 
 
 
 
 
Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,
La luna y las estrellas que tú formaste,
Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,
Y el hijo del hombre, para que lo visites?...
 9Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!