30.7.14

Historia (primera parte)


Un Almacén de Ideas
imagen 1

Aquí también, otra materia que debería ser para el niño de un inagotable almacén de ideas; debería enriquecer su imaginación con miles de historias, trágicas y heróicas, y debería formar en él, sin ser conciente de ello, principios con lo que luego juzgará el comportamiento de las naciones, y guiará su propia conducta como la de una nación. Esto es lo que el estudio de la historia debe hacer por el niño; ¿Pero qué sacará de una crónica miserable de feudos, batallas y muerte como le es presentada en forma de "reinos", incluso más repelente porque está repleta de fechas? Porque estas fechas nunca se recuerdan bien; las decenas y las unidades puede captarlas, pero las centurias se le escaparán; ¿y cómo pone los eventos correctos en los reinos correctos, cuando para él, un rey difiere de otro sólo en números, un período de otro sólo por fechas? Se confunde entre todo aquello.



Lee en sus bonitos libritos de historia, placenteros y conversadores, todos los reinados de los reyes desde  William el Conquistador hasta William IV y aquellos días sombríos en que reinado Británico.  ¿Y cuál será el resultado? Este: que posiblemente, no hay manera mejor de manipular el juicio del niño, que llenarlo con una cruda noción, estrechos prejuicios, mediante tal cursillo de historia de Inglaterra. Y cuanto más si el librito tiene un tono moralizante o religioso, e intenta señalar lo moral mientras que señala los hechos. La enseñanza moral recae sin duda dentro de la providencia de la historia; pero el pequeño volumen que usa el niño no proporciona una secuencia para una discusión justa y razonable sobre la que deben basarse las decisiones morales, ni siquiera es el chico lo suficientemente mayor para ser puesto ante la actitud judicial que tales decisiones suponen.

Una pintura mural del Período Temprano, tumba Ramesside de Deir el-Medin 
  representa un cultivo de recolección de pareja egipcias

"Bozquejos Generales Traviezos"

El error fatal recae en la noción de que debe aprender resúmenes, o ediciones para pequeños de la historia completa de Inglaterra, o de Roma, tal como debiera cubrir la geografía de todo el mundo. Déjalo, por el contrario, pasar sin prisa y placenteramente sobre la historia de un solo hombre, un período corto, hasta que piense los pensamientos de ese hombre; que se sienta en casa en las costumbres de ese período. Aunque esté leyendo y pensando de un simple hombre, él está realmente familiarizándose íntimamente con la historia de una nación completa- de una era completa. 
Déjemoslo pasar un año de feliz intimacía con Afredo, "el portavoz de la verdad," con el Conquistador, Richard y Saladin, con el Henry V de Shakespeare. Dejémosle conocer las grandes personas y las personas comunes, las formas de la corte y las del pueblo. Déjemosle saber que hacían otras naciones mientras en casa estabamos haciendo tal y cual cosa. Si llegase a pensar que la gente de otra época era más genuina, leal, de corazón más amplio, más sencillas que nosotros... que la gente de otras tierras estaban de alguna medida mejores que nosotros, pues bien, mucho mejor para él.


Así son la mayoría de los Libros de Historia escritos para Niños  

...Para el problema de la enseñanza inteligente de historia, en primer lugar, evita casi todos los libros
 escritos expresamente para niños; y en segundo lugar, todos los compendios, esbozos y resúmenes de todo tipo. Con respecto a los resúmenes, considerando qué papel juega el estudio de historia en la educación del niño, no hay palabra que se pueda decir en su favor; y con respecto a los que son llamados libros de niños, los niños de padres educados son capaces de entender la historia escrita con poder literario, y no son atraídos por lo bobalicón de las lecturas vueltas fáciles de los libros de historia "de niños". Salteándo juiciosamente algunas partes, y las madres parafraseando libremente cuando sea necesario, pueden llevar a los los niños por los primeros volúmenes de una popular y bien escrita historia ilustrada de Inglaterra, como ser hasta los Tudor. En el transcurso de tales lecturas se necesitará de ellos unas cuantas preguntas y respuestas, tanto para asegurarse su atención y corregir los hechos. Esto es lo último que debe hacerse; pero mejor que esto sería la información más completa, con detalles más gráficos acerca de dos o tres épocas antiguas.


La historia Antigua de una Nación, se adecúa mejor para los niños

imagen 2
La historia temprana de un país es mucho más adecuada para los niños que la historia más reciente, porque los acontecimientos se mueven en unas pocas líneas amplias y sencillas, como una aventura. Si hay algún gobierno representado, equivale a esos hombres ingeniosos haciendo todo lo posible para hacer frente a sus circunstancias. 
Cuando los niños son demasiado jóvenes para los exámenes y pueden darse el lujo de tomarse su tiempo, se les debe permitir entrar en el espíritu de la historia. Ellos deben leer por lo menos un relato escrito por alguien que estaba allí y sabía de primera mano lo que sucedió. Estos libros antiguos pueden ser más fáciles y de más agradable lectura que la mayoría de los libros de la historia moderna, porque los escritores no suponían que debía tener un velo de dignidad. Así que se pasea plácidamente a lo largo del arroyo de un bosque, diciéndoles todo sobre lo que pasó. Les moverá el corazón con su narración de algún gran acontecimiento. Les dará una versión animada de un desfile o de un espectáculo, les dan datos personales de personajes famosos y los introducen a la gente común que nunca se abrieron camino en los libros de historia. Esto es justo para los niños que están ansiosos por saber acerca de las personas reales detrás de los grandes acontecimientos. Ellos no se preocupan por el progreso o la legislación. Ellos sólo quieren saber acerca de las personas. Los niños piensan de la historia como un escenario para la acción de las personas. Un niño que ha escuchado el relato de uno de esos cronistas de edad tiene una mejor base para las futuras lecciones de historia de lo que tendría si hubiera memorizado todos los nombres, fechas y hechos que pueda necesitar para cada examen en su futuro.
 

Era de los mitos 

Pero cada nación tiene su época heroica antes de que comience la historia auténtica: eran gigantes en la tierra en aquellos días, y el niño quiere saber acerca de ellos. Él tiene todo el derecho a deleitarse en tales mitos clásicos que poseemos como nación pero el ponerlo en compañia de salvajes pintados, a modo de darle su primera introducción a su pueblo, es un poco penoso; es hacer su visión del pasado osca y brusca como una pintura china
 
Luego comparte una ejemplo de literatura de un autor en especial y procura aclararle a los padres que apliquen también la cautela cuando comparten estas lecturas que a veces son de tenor más adulto. Al igual que antes, dice que corroboremos con anterioridad a la lectura en voz alta.


De"Los Paisajes de la Odysea" que se encuentra en la colina del Esquilino, Roma, c. 40-60 aC


Libros de Historia 

No es nada fácil elegir los libros de historia adecuadas para los niños. Simples resúmenes de hechos deben evitarse, como hemos visto; y debemos ser igualmente cuidadosos para evitar generalizaciones.
La función natural de la mente, en los primeros años de vida, es reunir el material del conocimiento con mira a toda esa labor generalizadora que es propia de la mente del adulto; un trabajo que todos debemos seguir hasta cierto punto para nosotros mismos.
De tal modo, nuestras mentes están tan pobremente equipadas que aceptamos las conclusiones que se nos presentan sin reparos; pero podemos, en cualquier caso, evitar dar a los niños cortas y secas opiniones sobre el curso de la historia mientras aún son jóvenes. Lo que quieren son detalles gráficos sobre los sucesos y las personas sobre las que su imaginación va a trabajar; y las opiniones tienden a formarse así mismas, lentamente, mientras aumenta el conocimiento.


Aquí les dejo un post de CM Help donde hay una opción de cómo trabajar la historia para los primeros grados.  Y aquí algunas sugerencias con respecto a libros vivos de historia variados.



Imagen 1: Investidura del Emperador Ardeshir I, r. 224-240 CE, en Naqsh-e Rostam, Iran
Imagen 2: Exequias, Aquiles y Ajax jugando un juego de dados (detalle en ánfora negra), de Vulci, Italia, ca. 540-530 aC



 Para siempre, oh Jehová, Permenece tu palabra en los cielos.
   Por generación y generación es tu verdad: 
Tú afirmaste la tierra, y persevera.
Salmo 119: 89,90